Vivienda de calidad: un medio hacia el bienestar integral

marzo 29, 2022 • Uncategorized

La construcción y venta de vivienda ha sido uno de los grandes apalancadores de la reactivación económica en el país. ¿Qué tanto aportan las cajas de compensación a la transformación del modelo de compra y venta? Este es el análisis de Compensar.

El 2021 fue un gran año para la vivienda en Colombia. La disposición de subsidios por parte del Gobierno nacional y el rol que han venido cumpliendo las cajas de compensación han consolidado, desde varios frentes, ese avance. De acuerdo con el reporte de Galería Inmobiliaria, el año pasado se vendieron 227.000 viviendas nuevas en el país, 28,6 por ciento más que en 2020.

Y las noticias en 2022 también han sido positivas. Según estimaciones del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, se espera que este año haya, en el total del mercado, 181.000 unidades iniciadas, 8 por ciento más que en 2021.

Una de las organizaciones que han brindado alternativas de acceso real a la vivienda propia es Compensar, que ha fomentado la compra por medio de líneas de crédito a bajas tasas, ha sido líder en la entrega de subsidios y ha generado alianzas con constructores para ampliar la oferta.

“La Caja asignó cerca de 25.000 subsidios por un valor de 420.000 millones de pesos el año pasado. Tenemos líneas de crédito hipotecario más bajas, programas de ahorro en nuestra cooperativa y asesoría financiera para cualquier persona”, explica Carlos Andrés Rodríguez, gerente de Vivienda y Subsidio de Compensar.

El gran reto, que va de la mano de las metas de los gremios, el Gobierno y las constructoras, es garantizar la oferta frente a la demanda. “Hay que mantener una gestión para lograr lanzamientos importantes, a pesar de la inflación, y debemos innovar en el acceso a productos financieros. También tenemos que ampliar la cobertura de desarrollo social, y para ello nos proponemos este año tener cerca de 15.000 nuevos compradores, especialmente de Vivienda de Interés Social”, puntualiza Rodríguez.

Para lograr ese objetivo, la caja de compensación ha realizado alianzas con 60 constructores para 150 proyectos, en los que se han tenido en cuenta lo que de verdad quiere la gente, que va más allá del diseño y se enfoca ahora en el entorno. “Uno de nuestros diferenciales es la línea de desarrollo social comunitario, porque la vivienda es un medio y no un fin. Lo fundamental es que las personas mejoren su bienestar y salud de forma integral”, precisa el directivo.

Compensar, en alianza con la Universidad de los Andes y mediante el Observatorio de Vivienda, han trabajado desde 2017 en torno a la calidad integral de la vivienda urbana y rural en Colombia, materializando estas reflexiones en los proyectos que lidera la caja, los cuales cuentan con espacios mucho más elaborados, condiciones mínimas de sostenibilidad y se desarrollan en puntos estratégicos.

Asimismo, los cambios que generó la pandemia en la sociedad permitieron que, por ejemplo, ya no sea necesario estar presente para comprar un inmueble.

“Es una tendencia mundial; en el caso de Compensar, el proceso de compra, de principio a fin, es completamente digital. Desarrollamos herramientas para recorrer los apartamentos en realidad virtual, y la herramienta Hola Vivienda, por ejemplo, es una fórmula para facilitar los trámites, por medio de WhatsApp”, añade Rodríguez.

Fuente:https://www.semana.com/hablan-las-marcas/articulo/vivienda-de-calidad-un-medio-hacia-el-bienestar-integral/202200/



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Iniciar chat
Asesoría personalizada
Para obtener información detallada del proyecto ¡escríbanos!